Respetuosa con el medio ambiente y con la piel, la cosmética natural cuenta cada vez con un mayor número de seguidores.

Cada vez somos más conscientes de lo que consumimos y de lo que nos ponemos en la piel . Nos gusta leer las etiquetas, saber qué ingredientes incluyen nuestros productos de belleza y apostar por fórmulas naturales. En los últimos años el estilo de vida ecológico, sostenible y saludable se ha impuesto y esto ha originado un gran incremento de la cosmética natural. Descubre las claves de la tendencia del momento y una selección de los mejores cosméticos.

La cosmética natural está de moda. Cada vez hay más marcas de belleza que ofrecen productos veganos, orgánicos o ecológicos. Según Claudia Sissingh, especialista en la piel y co-creadora de la firma de cosmética natural, Vitaliderma, este boom se explica “como contrapunto a los excesos del pasado. La gravedad del cambio climático es un hecho: tenemos un problema y es tiempo de generar estrategias que vayan a favor del medioambiente y su biodiversidad. Por ello, no es de extrañar que haya nacido una nueva preocupación: la de consumir cosmética con sellos verdes, cruelty free, apto para veganos, comercio justo, etc. En este escenario, son muchas las marcas que están empleando ingredientes naturales o ecológicos, locales y, por supuesto, que están investigando y aplicando nuevas técnicas de producción más sostenibles“.

¿QUÉ ES LA COSMÉTICA NATURAL?

La definición de cosmética natural es compleja y muy amplia, en un principio se utilizó para describir productos hechos con ingredientes que provenían de la naturaleza. Pero con el creciente interés del público por el mundo eco, han sido muchas las marcas que han aplicado el concepto “cosmética natural” a sus productos, independientemente del porcentaje de ingredientes naturales que contengan.

La cosmética ecológica (también llamada biológica u orgánica) sí tiene un porcentaje mínimo de ingredientes naturales, además estos no han sido genéticamente modificados, y se han cultivado sin pesticidas, fungicidas, etc. La cosmética orgánica o ecológica suele estar avalada por sellos oficiales como Ecocert, Bio, Natrue, BDIH…

Por otra parte, la cosmética vegana es la que no contiene ingredientes procedentes de animales ni productos generados por ellos como la leche o la miel.

CARACTERÍSTICAS DE LA COSMÉTICA NATURAL

  • Incluye un elevado porcentaje de ingredientes naturales (aceites vegetales, extractos de plantas, mantecas, etc.), que pueden proceder de cultivos ecológicos.
  • No incluye conservantes sintéticos, colorantes, siliconas, ni otros derivados del petróleo.
  • Utiliza envases reciclables o reciclados y/o biodegradables.
  • Es respetuosa con el medio ambiente en todo el proceso desde la formulación, fabricación y producción, hasta su distribución.
  • No ha sido testada en animales.
  • Puede contar con certificados ecológicos o no.
  • Puede ser vegana o no.

¿ES MEJOR LA COSMÉTICA NATURAL?

Aunque es cierto que cada vez hay más gente que apuesta por la cosmética natural, hay que dejar claro que todos los cosméticos desarrollados por Vitaliderma son seguros para la piel. Uno de los grandes desafíos de la cosmética natural es la reproducibilidad de los extractos vegetales, esto significa que no siempre se obtienen extractos derivados de plantas con las mismas características. También hay que tener en cuenta el fácil “enranciamiento” de los aceites vegetales. Un aceite derivado de plantas – incluso bio – de mala calidad o mal conservado, además del desagradable olor contendrá un elevado número de radicales peróxidos que provocan reacciones oxidativas que podrían derivar en un envejecimiento de la piel y provocar una fuerte irritación“. Si eliges cosmética natural, ten en cuenta que la caducidad de los productos ya que su duración suele ser menor.