Identificarse Registrar

Accede a tu cuenta

logo-society-web

 

Tratamientos para piel seca y deshidratada

Las Pieles Deshidratadas.

Una piel deshidratada es aquella que pierde agua de forma excesiva, mientras que la piel seca es la que tiene menor cantidad de lípidos. Por tanto, la deshidratación puede afectar a cualquier tipo de piel, incluso a las grasas o mixtas, y por supuesto a las secas.

Hay diversos factores que favorecen la evaporación del agua y, por tanto, nos empujan a tener una piel deshidratada. Entre ellos, destaca el nivel de humedad, las temperaturas extremas, ya sean altas o bajas, el viento, el contacto prolongado con agua debido a una higiene excesiva, los baños en piscinas con cloro, las largas exposiciones al sol, etc

¿Cómo saber si tenemos la piel deshidratada?

Primero miraremos con un espejo si hay deficiencia de sebo (la luz se refleja mal, no brilla), o si hay presencia de escamas y pequeñas arruguitas.

A continuación, tocaremos la piel para ver si:

  • Es rugosa (por el déficit de film hidrolipídico, hay escamas y la piel se vuelve rugosa)
  •  
  •  
  • Está tensa (le falta suavidad y elasticidad por déficit de agua)
  • Aparecen estrías de deshidratación (pequeñas líneas transversales visibles en las mejillas cuando     ponemos los músculos en tensión y que desaparecen cuando relajamos, para verlas podéis sonreir, y si   la piel está deshidratada, aparecerán).
  • Una piel deshidratada provoca una sensación de disconfort, por lo que la notaréis tensa y tirante.

¿Por qué se deshidrata la piel?

La piel puede deshidratarse por varios motivos:

Por un aporte insuficiente de agua (hay que beber de 1,5 a 2 l al día)
Por un desequilibrio alimentario
Carencia de vitaminas (dietas no equilibradas)
Abuso de alcohol y tabaco
Hábitos cosméticos (higiene y cuidados de la piel con productos inadecuados)
Condiciones ambientales exteriores (frío, viento, sol) e interiores (calefacción, aire acondicionado)
Contacto habitual con determinados productos (disolventes orgánicos, detergentes, productos alcalinos, cemento...)
Patologías que provoquen una pérdida exagerada de agua (como vómitos, hemorragias, dermatosis...)
Toma de medicamentos (retinoides, laxantes, diuréticos...)
Nivel de estrés o de fatiga psicológica (el estrés acentúa los desórdenes cutáneos)
Etc.

Cuidados faciales de la piel deshidratada.

El objetivo en este caso será frenar la pérdida de agua y restaurar la hidratación de la capa córnea de la piel, reconstituir el film hidrolipídico y restaurar el cemento intercelular, reconstituir las membranas celulares, aportar componentes propios del factor natural de hidratación y proteger la piel de las agresiones externas.

Para ello utilizaremos un limpiador suave (sin detergentes) mañana y noche, y a continuación aplicaremos una crema hidratante y reparadora adaptada a nuestro tipo de piel (grasa, seca...).

También podemos aumentar la hidratación y reparación aplicando antes de la crema un sérum o una ampolla de regeneración intensiva. Y si la deshidratación es muy intensa, podemos aplicarnos por las noches una mascarilla hidratante hasta que notemos mejoría, y luego utilizarla sólo una o dos veces por semana.

Una vez por semana o cada 15 días, exfoliaremos bien la piel (excepto si hay irritación), para eliminar el exceso de células muertas y ayudar a penetrar mejor los productos hidratantes y reparadores.

También es importante beber abundante agua y respetar un buen equilibrio nutricional, sin olvidar los componentes grasos...que también podemos incorporar mediante suplementos nutricionales (aceite de onagra, omega 3...).

Deberemos evitar.

• Jabones y detergentes agresivos.
• Productos astringentes.
• Lavar la piel con agua dura o excesivamente clorada.
• Secar la piel al aire, porque agrava la deshidratación. (hay que secar suavemente con una toalla)
• Cambios bruscos de temperatura.
• Calefacción y aire acondicionado.
• Exposición prolongada al sol.
• Afeitado, depilación, exfoliación excesiva.
• Uso de cosméticos inadecuados.

Productos para mejorar los resultados del tratamiento en casa.

•Stop The Time • Hidra 3+ Vitamin Cream . Hidra Lift Vitamin.
Pide información a tu especialista de la piel.

 

 
* Estos textos sólo son para informarte y no tienen el objetivo de diagnosticar o curar cualquier situacion de la piel. Sólo los médicos o los profesionales de la piel pueden establecer un diagnóstico preciso.

 

info@vitaliderma.com · 972 47 66 66 · Copyright Vitaliderma SL | All Rights Reserved · Design by EPS btn-top